WRC Catalunya 2008

Poco a poco voy a ir introduciendo en el blog las pruebas a las que he ido, aunque sean más antiguas que el blog mismo. Por eso en la fecha de publicación pondré la de la prueba para que quede todo más ordenado, aunque en su día no publicara evidentemente la entrada. Así que vamos con mi primer WRC de asfalto: El RallyRACC Catalunya-Costa Daurada. Tras una primera incursión en el mundo de los WRC en tierra el año anterior tenía muchas ganas de subir a Cataluña a verlos en asfalto, así que nos juntamos unos amigos, alquilamos una caravana y nos fuimos a ver el mundial.

El miércoles tiramos para arriba lo rápido que la caravana nos permitía (que no era mucho, con aquello cargado de bártulos y criaturas no había que preocuparse por los radares) con idea de ver el Shakedown del jueves y empaparnos bien de WRC.

WRC Catalunya 2008

Llegamos casi de noche al tramo, los coches llevaban las luces todavía encendidas y me pude traer algunas tomas curiosas con la luz de la mañana.

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

Que juego daban los Citroen con el cristal trasero de espejo.

WRC Catalunya 2008

Y que pasada los Ford, pegando barrigazos soltando chispas y con el catalizador al rojo vivo en el tramo final del escape.

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

Después de eso nos fuimos camino de la Mussara, un tramo que nos llamó la atención por unas horquillas en bajada que tenía al final. Ya sabeís lo que se dice, para arriba los motores y para abajo los… Así que pillamos sitio a las 4 de la mañana, y la verdad es que la espera y el frío (frío, frío, frío…tela de frío) mereció la pena.

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

No todos los días se ve un WRC hacer un trompo

WRC Catalunya 2008

Este Ford llevaba los discos especialmente «calentitos»

WRC Catalunya 2008

Como diría el gran Collin McRae: «If in doubt, flat out«. Y así lo sacó.

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

Que ganas tenía de ver uno de estos en un rallye…

WRC Catalunya 2008

Impresionante Heuvel con el EVO. Vaya manera de llevar un cuatro patas.

WRC Catalunya 2008

Entre las dos pasadas pasaban los clásicos, auténticas maravillas dignas de estar en un museo y que pudimos ver andando. Lástima que por edad no pudimos disfrutar de los grupo B, pero al menos pudimos ver en un tramo de carretera cerrado unas leyendas del automovilismo.

WRC Catalunya 2008

Tras un rato de espera y ya con solecito vimos la segunda pasada del tramo.

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

Tras el coche escoba buscamos la autocaravana y nos dispusimos a ir al segundo tramo del día: Les Garrigues. Estuvimos dudando entre ese y el Priorat y su famoso cruce, pero no nos apetecía pegar una mala noche en la cuneta pillando sitio tras pasar frío la noche anterior. Tras una ducha y unos macarrones calientes viendo los resúmenes de Ponsetti del WRC pensamos que habíamos acertado (además de enamorarnos perdidamente de la autocaravana). Así que a las 6 más o menos nos fuimos a pillar sitio a una derecha en bajada, perfecta para bajar la velocidad e intentar hacer algunos barridos.

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

Nos quedamos viendo pasar los clásicos, maravillados con aquellos coches que solo habíamos visto en vídeos.

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

Y subimos un poco, a un cambio de rasante en que teníamos la esperanza de que los coches al menos estiraran los amortiguadores. ¡Y vaya sorpresa nos llevamos cuando vimos a Loeb a medio metro del suelo!

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

El resto de la pasada lo vimos en la curva de abajo, porque no sabíamos si el resto de coches menos potentes despegaría como los WRC. Un amigo nuestro que se quedó en el rasante nos dijo luego que sí, una lástima, aunque también nos divertimos.

WRC Catalunya 2008

Para poner la guinda al rallye nos fuimos a Ruidecannes, a una famosa rotonda con mucho espacio, donde la verdad esperábamos un poco más. Solo vimos una pasada porque teníamos que llegar a una hora medio decente a Málaga para entregar la caravana.

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

WRC Catalunya 2008

La verdad que fue un rallye de lujo, con amigos, risas (muuuchas risas) y buenos coches que todo el mundo decía que no tiraban y que ahora añoramos (como andaban esos WRC con el 2.0 turbo…). Y con mis fotos del rallye publicadas en una revista. Un saludo y hasta la próxima entrada.