28º Rallye Gibralfaro

Que alegría me dio volver a ver que se hacía un rallye Gibralfaro. Era uno de los históricos en la provincia de Málaga, junto con mi añorado Costa del Sol (ainssss…) y discurría por unos tramos preciosos. Así que a pesar de llevar una racha liadísimo con proyectos y cursos que me han quitado muchísimo tiempo (este año no he ido ni siquiera a Ubrique) no podía dejar de pasarme aunque fuera un rato. Con mi amigo Arturo me acerqué al parque cerrado a ver los coches y las verificaciones y saludar amigos y conocidos.


Allí entre máquinas, pilotos, tirafotos y amigos echamos la mañana. Después tiramos para los tramos, íbamos con la idea de ver solo una pasada de los de la mañana, así que decidimos irnos a Casarabonela, a la zona final ya era más rota y revirada. Allí estuve compartiendo cuneta con Jose González, copiloto de Juan Ángel Ruiz que por problemas en los diferenciales de su Subaru no pudieron salir, y con David Gomez.

Como solo me iba a quedar una pasada lo tenía claro: quería hacer unos barridos. Así que busqué el interior de una horquilla a izquierdas en bajada y le puse el ya reparado 24-105 a la 7D. Era el primer rallye con la cámara nueva, y como en el circuito se portó como una campeona. La cantidad de ajustes que posee, muchos más que la 40D hace que sea más difícil de configurar, y a su vez es más delicada con la exposición y el grano o el enfoque, pero es una delicia. La ráfaga, el ruido a ISO’s altos… Contentísimo con ella.

Tras unas pocas fotos del rallye y con ganas de haberme pegado el rallye entero nos fuimos de vuelta, con el mono de gasolina quitado y deseando ver más pruebas por la provincia de Málaga. Os dejo unas cuantas fotos de la prueba y hasta la próxima entrada. Un saludo.